El tigre: una víctima más de la caza furtiva y el tráfico ilegal

El tigre es uno de los grandes felinos que actualmente se ve más afectado por la caza furtiva  y tráfico ilegal, además de la destrucción de su hábitat natural. Conoce más a fondo sobre esta problemática para tomar conciencia y contribuir al cambio.

Tigre amenazado por falta de conciencia ambiental

Cada uno de los animales en la tierra tiene un rol específico y la interacción con otros seres que resulta imprescindible para encontrar un equilibrio en los diferentes ecosistemas y sus actividades también desempeñan en la naturaleza un papel de gran importancia. En este caso, los tigres vienen siendo uno de los grandes protagonistas de los ambientes selváticos, bosques húmedos, altas montañas, sabanas y algunas zonas áridas o semidesérticas, considerado como el animal nacional de países como la India o  Bangladesh.

 

Esta especie es objeto de culto y ha sido inspiración para artistas por su belleza, así como también ha sido víctima del tráfico de animales por la estética de su pelaje, para ser usados en circos o se encuentran en cautiverio para ser usados en exhibiciones para finalidades comerciales, al igual que otros grandes felinos como la pantera, el leopardo y el tigre de bengala, quienes se encuentran catalogados en peligro de extinción por la falta de conciencia ambiental.

 

¿Sabías que los tigres también se enfrentan a problemas por el cambio climático? La necesidad de la conservación del medio ambiente se debe a varios motivos, principalmente porque esto afecta directamente muchas vidas animales que dependen de su hábitat para sobrevivir y de condiciones climáticas específicas. Por ejemplo, el tigre ha sido víctima de la sequía por el calentamiento global y pierden las batallas frente a la creciente de los niveles del mar, se estima que en los próximo 50 años los manglares de Sundarbans pueden ser destruidos y este depredador felino se limita a estar en pequeñas áreas allí ubicadas.

 

¿A qué se enfrentan los tigres en la selva?

 

La caza ilegal ha provocado que el tigre se convierta en uno de los animales que requiere de la atención de entidades gubernamentales para su protección, no solo para la preservación de la especie, sino también la de su hábitat, ya que esta también es una de las principales causas que hace que se encuentren en un riesgo inminente. Según cifras reveladas por la fundación Save The Tiger, un hueso de tigre pulverizado puede llegar a valer unos 65 euros en el mercado negro, mientras que las pieles se venden en el Tíbet y Rusia por más de 60.000 euros.

 

Una de las películas de animales que se presentaron en la IV versión del Festival Internacional de Cine Ambiental Planet On fue Tigerland, una historia de dos grandes hombres que dedican su vida a cambiar el destino de los tigres frente al lamentable panorama que deben vivir y al que están expuestos debido a la comercialización de sus pieles, colmillos y algunas otras partes de su cuerpo, puesto que además de la caza, en la actualidad viven más tigres en cautiverio que en libertad. Diferentes países del mundo han comprendido la importancia de cuidar y preservar esta especie, India y Rusia resultan clave para la supervivencia de la especie del felino, puesto que allí alberga un 70% de toda la población que hay en el mundo.

 

El cambio climático también atenta contra sus vidas

 

Las poblaciones de los felinos disminuyen a un ritmo alarmante, han pasado de ser depredadores a presas. Con el objetivo de alertar al mundo entero sobre la situación actual, las Naciones Unidas realiza una gestión ambiental dedicando el Día Mundial de la Vida Silvestre a los grandes felinos. Según cifras de la ONU, el tigre es el más amenazado de los grandes felinos, con una disminución de un 95% los últimos años. WWF denuncia que esta especie ocupa actualmente el 7%.

 

El llamado es a que los seres humanos tomen conciencia ambiental y nos hagamos responsables sobre el declive de los grandes felinos, por lo que también podremos hacer el cambio si tomamos medidas para mejorar el panorama progresivamente. Una de las grandes soluciones son las políticas de conservación y en las estrategias que se pueden llevar a cabo para tener el tráfico ilícito y la caza furtiva.

 

¿Quieres saber más sobre nosotros?