La agricultura y el desplazamiento forzado

La agricultura que se realiza por parte de grandes inversionistas extranjeros en países como Etiopía tiene un trasfondo que no se visibiliza: el desplazamiento forzado de campesinos. Hoy te hablamos sobre esta problemática que viola los derechos humanos de esta población.

Campesino de Etiopía cultivando en sus tierras

Los impactos nocivos de la agricultura en la naturaleza y la sociedad en general no solo influyen negativamente en la crisis ambiental debido a la degradación de los suelos, la utilización de elementos contaminantes, deforestación y las emisiones de gas que produce el efecto invernadero, sino que también deja millones de familias que son desalojadas con el pretexto de la utilización de sus tierras.

 

Gracias a que actualmente existen prácticas agrícolas orientadas a la protección ambiental y cada vez son más las estrategias que se ponen en práctica, este tema ha pasado a ser cada vez más fortalecido dadas las soluciones que se presentan; sin embargo, el desplazamiento masivo, la pérdida de los bienes de los campesinos, la falta de gestión ambiental, la lamentable represión y la violencia que se desata por parte de los grandes poderes que están más interesados en inversionistas extranjeros que por el bienestar de sus habitantes sigue poniendo en manifiesto las innumerables consecuencias de la agricultura en tierras fértiles.

 

El desplazamiento forzado hoy en día es una estrategia aplicada para la utilización de tierras e implementación de megaproyectos que dejan a su paso algunas consecuencias en la naturaleza por falta de conciencia ambiental, así como violencia, asesinatos y desapariciones de vidas humanas debido al deseo de desarticular la resistencia de los campesinos, los cuales luchan por sus tierras para que estas no sean raptadas y así poder contar con un espacio que les permita la producción de alimentos y sustento diario. Por motivo de la coacción, se ven obligados a entregar sus territorios y desalojar.

 

La agricultura industrial es un negocio que deja muchas víctimas

 

A pesar de que el desplazamiento es un fenómeno global, se concentra de forma significativa en países como África, en donde el Gobierno de Etiopía ha sido acusado por diferentes proyectos financiados por el Banco Mundial para mejorar el acceso a los servicios básicos para subsistir; no obstante, varios casos de desalojo se han evidenciado con miles de indígenas a los que se les han violado sus derechos durante años, según un informe publicado por Human Rights Watch.

 

Así lo muestra la película El Lado Oscuro de la Agricultura –en inglés Dead Donkeys, Fear no Hyenas–  presentado en la IV versión del Festival Internacional de Cine Ambiental Planet On, la cual logró plasmar la situación de Etiopía, uno de los lugares más rentables para la siembra, en términos de desplazamiento masivo, considerado como uno de los más grandes en la historia moderna. Allí se puede ver la acusación que se le aplica al Banco Mundial y el Departamento Internacional de Desarrollo del Reino Unido, el cual entrega billones de dólares como un capital que promete desarrollo.

 

La realidad que se cuenta es otra, pues los periodistas y ambientalistas son perseguidos, mientras que los pequeños campesinos son desalojados de sus tierras, ellos narran la historia de cómo el negocio por obtener tierras para cultivo se ha convertido en una razón por la que los gobiernos supuestamente engañan a inversionistas y los hacen creer que les están subarrendando tierras aparentemente abandonadas, es ahí que el desplazamiento forzado toma gran protagonismo. Según el informe emitido por la Agencia de la ONU para los Refugiados “el mundo actual tiene una población de 70,8 millones de desplazados forzosos”, en donde Etiopía es considerada como una de las poblaciones que mayor ayuda requieren.

 

¡Ante las injusticias es necesario que todos levantemos la voz!

 

Debido a la violación de derechos humanos, asesinatos y violaciones diferentes representantes han alzado su voz para denunciar las injusticias que viven los habitantes de Etiopía a causa del negocio de la agricultura y la corrupción de los gobiernos por usufructuarse de las tierras de los que han visto en la siembra una oportunidad de vida, de cambio y prosperidad. Además, según la cultura de los etíopes, la tierra se administra y se hereda, representa un bien no solo de supervivencia, sino también simbólico, dicho esto, los intereses de la comunidad no han sido escuchados, por lo que es posible decir que las decisiones del gobierno no concuerdan con los intereses de la población.

 

Es así como los intereses de unos pocos y las inversiones extranjeras para ejercer la agricultura en tierras fértiles y productivas ha desencadenado una serie de sucesos lamentables, haciendo que hoy en día sea necesario hacer un llamado al mundo entero a promover la educación ambiental y tomar medidas participativas para contribuir a la lucha del respeto de los seres humanos de un fenómeno que se presenta no sólo en Etiopía, sino a nivel mundial y con los mismos patrones.

 

¡Conoce más de Planet On!